sábado, junio 09, 2007

ETICIDAD, VALORES, DEMOCRACIA Y COMPETENCIAS, CUATRO FACTORES DETERMINANTES EN LA EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO SOCIAL Y ECONÓMICO DE LATINOAMERICA

Una perspecetiva bibliotecológica . III y última parte. consultar todo el documento
Pero ¿como lograr instituciones éticas?, sólo desde el propio sujeto individual. La eticidad como menciona Yuren(1995) es totalmente contraria a la realidad Latinoamericana, la corrupción, la ideología dominante, el equivocado y manipulado concepto de democracia, el fanatismo religioso e ideológico, los modelos neoliberales autoritarios y la desvalorización han llevado a las comunidades marginales de Latinoamérica a la inconciencia de su propia pobreza , ya que ni siquiera tienen la oportunidad en muchos de los casos de recibir instrucción básica, misma que pudiera darles hasta cierto punto libertad de pensamiento y apertura a mejores condiciones de vida.

Es importante mencionar que los valores en la educación son inherentes a la concepción de democracia, inclusive estos en su conjunto construyen un ambiente de respeto, convivencia social y bien común, sin embargo luchar contra los medios masificados y manipulados es una tarea titánica para quienes desean la educación de pensamiento crítico y libre del individuo. Por su parte Moreno (2001). Afirma que los valores no son decisión ni del Estado ni de la sociedad si no de cada individuo de lo que a este le funcione en la acción cotidiana y social, y no valores implantados por los medios masivos de comunicación, ¿que papel juega entonces la educación en este sentido?

La docencia tiene en sus manos la tarea de llenar esos huecos que dejan los medios, el estado y la ineficiencia de las políticas educativas, que se han quedado solo en el discurso. ¿De que manera se puede lograr esto?, trabajando con actitud y responsabilidad social con valores transversales, en definir sujetos que sean capaces de decidir sus propios ideales, sus valores y tomar las riendas de su vida a través de esos valores, valores que le sean útiles en lo individual y que permiten el respeto mutuo en lo social.

“Cada sujeto deberá de ser capaz de descubrir que valores movilizan su acción”(Moreno, 2001)(Pág.83)

Por otro lado el siglo XXI y los nuevos paradigmas sociales y culturales están planteando a la sociedad y al individuo una serie de retos los cuales le llevan a trazarse nuevas y mejorados métodos, estrategias y técnicas educativas. La globalización de las economías y de las tecnologías de la información exigen nuevas actitudes, habilidades y destrezas, para conformar o ser parte de las economías basadas en el conocimiento. Estas cada vez mas marginan a todos aquellos que no tienen estas habilidades quedando deshabilitados para competir en el entorno globalizado.

En este sentido una necesidad imperante en los centros educativos es el desarrollo de esas habilidades, destrezas, actitudes, las cuales has sido llamadas competencias por unos autores “competencias para la vida”, por otros “competencias para la vida profesional”, además de un sin fin de concepciones de las cuales no se ha llegado a un consenso sobre el significado, sin embargo lo importante es que estas competencias clave como las denomina EURYDICE, son necesarias para desarrollar , por un lado un individuo capaz de insertarse en el sector producción, y por otro lado ser un individuo critico-analítico, y sobre todo un ser democrático y con conciencia social.

Las competencias han sido manipuladas también por las hegemonías dominantes, las cuales han sido orientadas solo a adquirir competencias productivas y técnicas que sirvan para insertarse en el sector productivo, es decir solo desarrollar mano de obra calificada. Por ello es de vital importancia la reformas educativas conformados con educación por competencias, pero no solo competencias para la producción , además de ello se requieren competencias para la convivencia social, como la democracia, desarrollar habilidades que faciliten la convivencia, la tolerancia y la cohesión social, estas competencias no como asignaturas aisladas, ni tampoco por temporadas, como actualmente se disponen en los programas educativos de educación básica, si no en materias transversales en todos los niveles del sistema educativo.

El reto del Siglo XXI es contar con las habilidades que permitan al individuo y a las sociedades un equilibrado crecimiento social y económico. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, también han planteado un reto para la educación en América Latina ya que aunque el crecimiento de estas no ha sido equilibrado , los grupos marginados han quedado como siempre al margen del conocimiento y en el acceso a la información. Con las nuevas tecnologías, (las cuales deben entenderse como una herramienta y no como un fin), vienen una serie de habilidades necesaria para su adecuado uso y optimización, por ello otra de las competencias necesarias en la actualidad es la gestión de la información , misma que fluye a través de lo que se ha denominado “Las TIC’S”.

La tendencia de la tecnología es duradera no es una mera moda, aunque evolucionará, la adquisición de las competencias necesarias para su utilización serán permanentes y evolutivas, por ende son necesarias , no solo para la vida académica si no también para la vida diaria.

Como siempre América latina en su diversidad cultural y económica ha sobrevivido gracias a una serie de factores, entre ellos la fortaleza de su gente, que no es precisamente gracias a sus gobiernos , si no a sus antiquísimas culturas, que han mantenido una cohesión social a través de sus costumbres y valores conformados desde su hegemonía y no desde sus gobiernos.

Sin embargo es de extrema urgencia que las reformas educativas , sus políticas y estrategias sean diseñadas no con los intereses de unos cuantos si no con la verdadera participación social, para que estas redunden en la educación democrática, con instituciones éticas que evalúen lo real y no maquillen los resultados, con enfoques verdaderamente en competencias que coadyuven al desarrollo no solo del sector productivo, si no al desarrollo social equilibrado, equitativo y diferenciado. Exacerbando los valores necesarios , no los impuestos, que cohesionen a las comunidades y que generen un verdadero respeto a los derechos humanos y una convivencia social.

Con lo anterior estamos seguros que lo demás se dará por añadidura, ya que la clave del desarrollo económico equilibrado es la educación, pero la educación democrática, en valores y en competencias para la vida y para la convivencia social.


BIBLIOGRAFIA

- Yurén Camarena , María Teresa (1995). Eticidad Valores y Educación, México : UPN.
- Hijar Serrano, Alberto. La lucha de los espacios democráticos, En: Educación para la democracia y democracia para la educación : un arduo camino hacia la educacióin básica para todos / Maria del Carmen Jímenez Ortíz , Hector Cifuentes García , México : UPN, 2001
- Moreno Moreno Prudencio. Valores democráticos en educación y nuevo paradigma tecnoproductivo. En Educación para la democracia y democracia para la educación : un arduo camino hacia la educacióin básica para todos / Maria del Carmen Jímenez Ortíz , Hector Cifuentes García , México : UPN, 200
- Torrado Pacheco, Maria Cristina. Educar para el desarrollo en competencias : una propuesta para reflexionar

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home